Valió la pena


Con la música de Mr. Anthony comienzo el post esta semana, un tipo afortunado por ser un buen músico y por tener el privilegio de “conversar” con Jey López.

Ayer celebrábamos el décimo aniversario (madre mía cómo pasa el tiempo) de la iniciativa efr, cuyos primeros certificados fueron otorgados en mayo 2006. Sí, ya sé que los 10 años se cumplieron en 2016 pero fuimos incapaces de organizar un evento público con responsables del Gobierno durante TODO el 2016.

Qué os voy a contar,…

Cuando echo la vista atrás y me pregunto ¿qué hemos hecho? Lo primero que viene a la cabeza son imágenes… la de ayer con más de 100 empresas reconocidas y el 2006 con nuestras primeras 12 en un salón de actos un tanto “desangelado” si comparamos con el “no hay localidades” de ayer.




Es obvio, muchas más organizaciones y personas nos siguen en esta apuesta por la conciliación desde una óptica profesional.

Y quizás, ésta y no otra, sea la verdadera aportación desde efr. Hemos conseguido “aterrizar” un buenismo político y social en una herramienta de gestión que produce resultados.

Hemos pasado de un mundo de intelectuales con tiempo libre a un mundo del management moderno, en el que incorporamos liderazgo, cultura, propuesta de valor empleado, employer branding, analytics, excelencia, etc.

Esto que dicho así parece fácil, es realmente complejo y no me refiero al diseño y elaboración, que para una persona como yo y seguro que para muchos de vosotros, acostumbrado a ello, son dos patás,… Si no a conseguir que sea aceptado en las empresas, verdaderas fortalezas inexpugnables.

Ayer decía D. Xavier Coll, Director General de RRHH de Caixabank que efr le había aportado rigor, seriedad y una herramienta útil para avanzar frente a las muchas organizaciones que se presentaban instaladas en el mundo de las ideas de Platón.

A partir de ahí, 550 empresas, presencia en 20 países, más de 500.000 colaboradores trabajando en organizaciones efr, pero esto no es el fin, es el medio.

El fin está lejos, es conseguir una sociedad  mejor, un modelo de relaciones laborales más moderno y equilibrado. Un modelo instalado en una sociedad el conocimiento y orientado por tanto, a una nueva visión del trabajo que se impone de forma globalizada, pero también un nuevo modelo respetuoso con el ser humano y sus entornos esenciales como la familia.

Uno y otro, dos caras de la misma moneda, el ying y el yang, uno sin el otro no es éxito, y lo que lo hace verdaderamente difícil y exigente es precisamente esta dualidad que sólo puede resolverse con la palabra mágica EQUILIBRIO.

¿Podemos otros 10 año más? ¿Estaré a la altura de las circunstancias, de los retos y desafíos?

Conciliator 2.0 has been here!


Que la fuerza os acompañe!

Comentarios

  1. Seguir asi, muchos años más. Enorabuena por vuestro excelente trabajo

    ResponderEliminar
  2. Seguir así muchos años más, enorabuena por vuestro trabajo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por vuestro buen trabajo y hacer que la Empresa se plante e implante un nuevo modelo respetuoso con el ser humano y sus entornos, no sólo laborales, si no tambien familiares y personales. ¡Enhorabuena! y a por 10 años más.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares