Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Un adelantado a su tiempo

Ayer tuve una agradable comida con un amigo al que convenientemente lloré acerca de las dificultades de la vida en general, y de mi trabajo en particular.
Me escuchó atentamente, o por lo menos ponía cara de eso, me dejó terminar y me espetó: ¡Tú lo que eres, es un adelantado a tu tiempo y no hay más!
Yo tengo esa dañina costumbre que casi nadie comparte, de valorar todo lo que se me dice, pensarlo, darle vueltas, como si fuera lo más importante del mundo, y concluí que era verdad, así sin falsa modestia, que lo soy y siempre lo he sido.
Comencé a trabajar en Protección del Medio Ambiente en el año 1988 cuando era una absoluta entelequia, un tema de Greenpeace que por supuesto no estaba operando en España, y de unos pocos hippies medio fumados. Lo abandoné en 2005 cuando se había convertido en un “issue” o casi un commodity en las empresas, en la política y en la sociedad en general, cuando todo el mundo hablaba y opinaba, cuando hasta los tertulianos radiofónicos que saben de todo, se p…

Entradas más recientes

Sentencia del Tribunal Supremo 246/2017: ¡Ganamos! o cómo la Inspección de trabajo es más antigua que el hilo negro

Hablando de jefes. Oro, plata, bronce y,….pero también tóxicos

Muerte al B.O.E.

¿Salir a las 6 es la solución?

Mi opinión sobre la desconexión digital francesa

Los impuestos progresivos o …El robo perfecto. O de cómo los políticos te quitan hasta la comida del plato.

¿Y mi pensión? ¿Llegará?

Valió la pena

Alguien tenía que decirlo

Flexibilidad para mis días de vacaciones